Convierte tu pasión en tu próximo trabajo

Parece una idea loca, es cierto, pero algunos de los mejores inventos de la humanidad nacieron así. ¿Por qué no iba a ser tu idea la próxima revolución en moda, telecomunicaciones, cocina…?

Te proponemos algo: piensa. Piensa mucho. Dale miles y millones de vueltas y, sobre todo, escribe cada cosa que se te ocurra. En una libreta o en el ordenador, eso depende de ti. Lo importante es plasmar las ideas y poder volver a ellas de vez en cuando.

Puedes hablar con alguien de total confianza. Una persona que te ayude a poner los pies en el suelo pero a quien no se le ocurra cortarte las alas o sugerirte que tu idea es imposible. ¿Imposible? Ni lo pienses. Como mucho, aceptamos que algo pueda ser muy difícil. Nada más.

Lo sabemos: escribir esto desde la oficina es mucho más fácil que conseguir que tus ideas locas parezcan buenas, o factibles. Pero podemos prometer que organizar un evento nunca nos resulta fácil. Nosotros también partimos de lluvias de ideas dignas de psicoanálisis. También las plasmamos en papel y les damos mil vueltas. Las decimos en voz alta y las sometemos a la crítica de los compañeros. Las traducimos en presupuestos, en permisos, en legalidad vigente y le buscamos todos los defectos posibles. Y cuando ya casi las hemos desterrado por locas, surge la solución, la forma de celebrar el evento y de hacerlo bien.

No somos los únicos, créenos. Hay muchos locos trabajando en lo que más les gusta ¿Conoces el trabajo de Dinara Kasko? ¿No? Entonces mira esta foto y sigue leyendo.

Creación de Dinara Kasko

Lo creas o no, las locas ideas de esta ucraniana la llevaron a unir sus dos pasiones y convertirlas en su trabajo. Usa sus conocimientos de arquitectura (es graduada en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Jarkov) para realizar pasteles tan bonitos como el de la foto. Sí, es un postre.

No hemos tenido el placer de hablar con ella, pero podemos intuir cuántas veces pensó en hacer repostería arquitectónica y cuantas veces desechó la idea por considerarla una locura. Imaginamos cuántas notas tomó y cuantas veces recurrió a los números, al dinero, para calibrar la viabilidad de su idea. ¿Crees que se tropezó con algún NO por el camino? Nosotros estamos convencidos de que fueron muchos. Pero al final, la pasión y el trabajo pueden funcionar juntos y Dinara Kasko es una prueba de ello.

Algunos ejemplos del trabajo de Dinara Kasko

Algunos ejemplos del trabajo de Dinara Kasko

Tras esa primera fase de ideas y miedos, de auto crítica y de evaluación, hay que pasar a la acción. Buscar proveedores y fabricantes que te ofrezcan la mejor calidad para tus productos (la calidad siempre es un punto a favor, nunca la dejes de lado). Recuerda esto: no tienes que hacer algo único, ni siquiera tiene que ser diferente (no te invitamos a copiar, ni de lejos), basta con que funcione y sea bueno.

Postre en rojo de Dinara Kasko

Postre en rojo de Dinara Kasko

Nuestra pastelera favorita usa impresoras 3D para confeccionar sus moldes y conseguir esas formas tan llamativas. ¿A que parece una idea loca? Una impresora en la cocina. Pues es su forma de hacer pastelería y funciona. ¡Vaya si funciona! De hecho, supone gran parte de su éxito. De esos moldes surgen postres tan bonitos que da pena comerse, pero no son más que eso: postres bonitos. Elaborados con harina, huevos, chocolate, frutas… Nada que no hagan en la confitería de tu barrio, pero con su espectacular forma de elaborarlos y con sus hipnóticos diseños.

Molde de silicona de la pastelera Dinara Kascko

Molde de silicona de la pastelera Dinara Kascko

Ahí radica el éxito de muchas de las mejores ideas de nuestros tiempos. En inglés se dice know-how, pero no es más que el saber hacer de toda la vida. Por algo las croquetas de mamá son las mejores: nadie las hace como ella.

Y ahora que te ha entrado hambre y que tu idea inicial no te parece tan loca, ¿se te ha pasado el miedo a convertir tu pasión en tu trabajo? Piensa que somos muchos los que nos debatimos entre las ideas locas y el mundo laboral. Piensa en todas esas cosas que has comprado últimamente: gafas de sol con montura de madera, sandalias con pompones, playeros con luces en las suelas, collares de lactancia. Todos esos productos son el trabajo de alguien. El resultado de hacer realidad alguna de sus locas ideas.

Vuelve a tu cuaderno de ideas. Piensa otra vez en eso a lo que le has dado mil vueltas. Estamos seguros de que hay una forma de hacerlo, un material, un diseño que sólo tú puedes conseguir. Tú también puedes hacer de tu pasión, tu próximo trabajo. ¿Te atreves?

¡Hasta la próxima entrada!

Posted in Sin categoría.